27 junio 2006

Un amor


Se hace confuso el camino desde mis ojos hasta tu alma, se vuelve frio el hueco de mi espalda donde tus manos en silencio descansaban.
Ya mis pasos no persiguen tus huellas, y mi boca grita por lo bajo tu nombre...
Solo para no olvidarte todavia.
Que fuerza me queda en mis venas por haberte amado tanto... Se quedo en mis labios el sabor del adios que tu boca besaba... Y una vez mas me pregunto...
Que no hubiese dejado por seguir estando a tu lado.
Qué parte de mi amor no mereciste?
Cual fue la mañana en que ya no desperte con tu aroma entre mis manos?
En cual de todas tus ausencias empece a sentirme acompañada?
Cuando fue que comence a echar de menos tu silencio?
Cual fue la lluvia que ya no me vio corriendo por las calles, solo para llegar a verte...
Y hoy te observo ahi, en tu mismo rincon... y vuelvo a preguntarme...
En que falle... que me quedo por darte?
Si todo lo puse en tus manos...
Y no podes ser culpable por no haber querido mi cariño...
La única responsable de este amor soy yo.
La que grito con furia "No me dejes nunca"...
La que te esperaba cada tarde...
La que quiso meterse debajo de tu piel... sin pedir permiso.
Y ahora te observo, ahi... con tu misma calma
Y vuelvo a preguntarme...
Que no hubiese dejado... por seguir estando a tu lado?

Obra Pictorica : Alberto Pancorbo

4 comentarios:

Francisco dijo...

"Ven a mi, amada mia, que yo por tí estoy muriendo".

Nina, un abrazo.

Luis Andrade dijo...

Nina, para que no te guste escribir, eso ta salió súper!!

L

yole dijo...

No es preciso preguntar
lo que el amor nos salva.
Siempre es un regalo
llenarse de una piel
en un abrazo hermoso
que no requiere permiso.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Enjoyed a lot!
»